Opinión

Que las urnas hablen, “cuando el amor acaba”

Parece que, entre los dos líderes del PLD, Leonel Fernández y Danilo Medina, tendrán que poner una “sana distancia” entre ellos.
Entre ellos se ha desarrollado un conato de competencia, el conflicto viene porque Leonel Fernández, presidente del PLD, ha asumido el proyecto de volver a gobernar después de haber sido presidente de la republica durante tres periodos.

Y el presidente Danilo Medina, por su grado de popularidad y buen desempeño, muestra apresto de seguir, después de dos periodos consecutivo en la presidencia de la nación.

Ese es el conflicto, no más…

Leonel que quiere volver y Danilo que se quiere quedar.Las relaciones entre estos dos líderes se van deteriorando, hay quienes prevén una ruptura.
Leonel Fernández ha decidido tomar la calle en la búsqueda de su objetivo, la presidencia de la república, porque está en minoría en el congreso y en el Comité Político de su partido, que son las instancias que legalmente deben conocer la posible repostulación del presidente Danilo Medina.
Danilo Medina tiene el apoyo de la mayoría de su partido, todo indica que igual de la mayoría de los legisladores para quitar el transitorio constitucional que le impide la reelección nueva vez.

Una ruptura de ambos perjudicaría, porque ambos se necesitan para lograr sus expectativas.

Aquí triunfara el que demuestre tener la mayoría y el apoyo de su partido, fuera de ahí el fracaso sería inminente para cualquiera de los dos.
Danilo Medina además del apoyo de su partido, necesitara del apoyo resuelto de otros actores, de los partidos aliados, como regla de cooperación decidida a su gobierno y a su reelección.

El brote de indisciplina en el PLD, hasta ahora, es solo de Leonel Fernández y parte de sus seguidores.
No es un brote de indisciplina partidaria…
Hasta ahora no hay distancia entre los intereses del PLD y los intereses de Danilo Medina.
El PLD sigue siendo una instancia de servicio del presidente en turno, tal como lo fue cuando Leonel Fernández fue presidente de la republica durante tres periodos.

Danilo Medina es el garante, la certeza del triunfo electoral del PLD en el 2020. Pero no porque él lo diga o sus acólitos, no, es por el desempeño de gobierno, porque los sondeos y las encuestan así lo pautan.

La decisión de Leonel Fernández, ex presidente y presidente del PLD, de crear, presentarse como contra peso al gobierno, al presidente Danilo Medina, de asumir el rol de oposición, podría traducirse en un castigo en las votaciones del 2020.

Leonel Fernández ha perdido impulso y ventajas en su lucha interna en el PLD. El tomar la calle para definir un asunto partidario de aceptar o no la reelección, la modificación constitucional, le ha quitado liderazgo y arbitraje, ya que se le ve como un ambicioso, que lucha por ello ahora, para habilitarse y ser él, el candidato presidencial de su partido.

Su objetivo es ser el candidato, no es preservar la constitución, solo que él no construyó mayoría, ni en su partido ni en el Congreso, y de manera suicida se va a la calle con presupuesto y con sus activistas.

Los peledeistas saben que necesitan del presidente de la república para ganar las elecciones, así como el presidente necesita de su partido, en un sentido univoco se necesitan ambos, el PLD necesita del presidente de la república para obtener beneficios específicos que se traducen en captación de votos, abstención de puestos en la administración pública, implementación de políticas públicas que beneficien a la población, beneficios tanto al partido como a sus miembros, etc.

Al votar la gente hace un juicio explícito sobre el desempeño del gobierno, si esta satisfecha premia al partido en el poder, y si esta insatisfecho vota por el partido de oposición.

Leonel Fernández y sus activistas están llevando a que la gente se desencante del partido de gobierno, experiencia semejante vivió el PRD en sus años de glorias, y las rebatiñas, las discrepancias de sus líderes hizo que le quitaran el favor de los electores y se fuera a pica la unidad de esa organización política, el presidente Danilo Medina y su gobierno están bien valorado, Danilo Medina esta entre los presidentes mejores valorados de los países del hemisferio.

Lo sensato sería que haya unidad entre Leonel y Danilo, que dejen que se exprese la mayoría en su partido, en sus organismos, que el centralismo democrático decida sobre la modificación cosnmtitucional y su candidato presidencial. Que el congreso de la republica decida… y que en definitiva las urnas hablen.

of-am

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: