Internacionales

Dos muertos y cinco heridos en nuevos disturbios xenófobos en Johannesburgo

La primera muerte se produjo durante la mañana del domingo, en el barrio de Hillbrow (ubicado en el centro y uno de los distritos más peligrosos de Johannesburgo), por apuñalamiento.

La segunda víctima mortal falleció por arma de fuego durante la noche en la zona de Malvern (este), que junto a la vecina Jeppestown concentró la mayoría de los disturbios ocurridos durante la jornada, según explicó a Efe Wayne Minnaar, portavoz de la Policía Metropolitana de Johannesburgo.

En total, 17 personas fueron arrestadas a consecuencia de este último capítulo de incidentes, que la semana pasada ya habían dejado algo más de 400 detenidos.

Este domingo, los disturbios se desataron después de que un grupo de personas provocara altercados en un encuentro organizado entre residentes y el político y líder zulú Mangosuthu Buthelezi, a donde marcharon armados y gritando consignas como “los extranjeros deben irse”, según informó el periódico local Sowetan.

Durante los disturbios hubo de nuevo quema de coches, de algunos edificios y saqueo de comercios.

“Creo que es pura criminalidad porque algunas de las tiendas que ardieron no pertenecían a extranjeros, pertenecían a sudafricanos”, indicó David Tembe, director de la Policía metropolitana, en declaraciones recogidas hoy por el portal informativo Eyewitness News.

La situación permanece hoy en calma, según confirmó Minnaar a Efe, pero se aconseja a los ciudadanos evitar las áreas problemáticas.

Los fenómenos violentos con tintes xenófobos se repiten a menudo en Sudáfrica, especialmente en zonas de Johannesburgo y de su cinturón metropolitano con población de bajos recursos.

Pese al pobre desempeño de la economía sudafricana en los últimos años y el alto desempleo (29 %), Johannesburgo es un gran foco de atracción de inmigrantes de la región que buscan un futuro mejor en el corazón financiero de la nación más desarrollada de África.

Los graves problemas sociales, sin embargo, provocan tensiones subyacentes que estallan periódicamente y ponen en el blanco a las comunidades de inmigrantes.

Estas son a menudo responsabilizadas por la alta criminalidad y otros problemas, lo que en entornos de paro y pobreza desemboca frecuentemente en actos de violencia.

El caos es aprovechado, además, por bandas del crimen organizado para actuar con impunidad.

En esta ocasión, los primeros conatos de violencia se dieron el 1 de septiembre, después de que tres personas fallecieran en un incendio de un edificio ocupado. 

FUENTE: https://noticiassin.com

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: