Internacionales

La hija de Ana Julia Quezada: "Nunca he sentido que me haya querido como una madre"

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- A continuación de la escalofriante declaración de Ana Julia Quezada, ha intervenido como testigo su hija Judith, que lo ha hecho por videoconferencia y tras pedir explícitamente no ver a su madre. “Antes de estos hechos mi relación con mi madre era escasa y después de lo ocurrido ninguna”, ha explicado. “Mi madre es distante. Nunca he sentido que me haya querido como una madre, ella siempre ha sido distante e independiente”, declaró en ocasiones anteriores Judith, y ha ratificado este martes.

“Ese día [el de la desaparición] me llamó y me dijo: ‘Ha desaparecido Gabrielillo y estamos muy preocupados'”, ha narrado, antes de contar que ella misma, Ana Julia, le contó cómo habían encontrado la camiseta de Gabriel en Las Agüillas. Judith bajó luego a Almería a ayudar en la búsqueda: “No noté nada exagerado en mi madre en esos días, pero ella me dijo en determinado momento que estaba yendo al gimnasio y que se estaba poniendo fuerte y sí me extrañó, fue raro”.

La fiscal le ha preguntado por anteriores declaraciones de Judith, que declaró: “Me extrañó porque yo me sentía como la mierda por un niño que no conocía, y ella me hablaba de su tipito”. “Sí, es verdad que me extrañó eso”, ha admitido ante el tribunal la hija de Ana Julia.

Judith ha admitido que su madre la indujo a decirle al psicólogo Francisco Martín que la ex pareja de Quezada, Sergio M., podía tener algo que ver con la desaparición de Gabriel. “¿Le dijo ella que él era un hijo de puta?”, le ha preguntado la fiscal. “Sí”, ha admitido Judith.

La hija de Ana Julia ha relatado también algunos roces de su madre con Patricia, la madre de Gabriel, durante la búsqueda, sobre la cual la joven ha contado la interacción con su madre: “Yo le decía a ella que la acompañaba para ir a Las Negras, a tomar un café, pero ella me decía que le gustaba ir la finca [de Rodalquilar] porque allí tenía paz”.

Judith ha explicado algunas conversaciones que tenían entonces: “Yo le dije si habían buscado por allí, me dijo que no, miré un poco por la finca… Y no estuvimos ni 20 minutos, fue muy breve, me dijo que nos teníamos que ir, fue muy extraño”.

La joven, que desde los 14-15 años vive con su padre, ha admitido que pasó un tiempo durante la separación de sus padres con “poco contacto” con su madre, y que incluso cuando Ana Julia Quezada se fue a vivir a Las Negras ella ni siquiera se enteró: “Es verdad”, ha admitido. “Ella me llamaba cuando tenía un problema de pareja o el que sea… Ella sabe cómo es mi forma de ser, aunque yo no tenga una relación muy buena con ella, yo ayudo a mi familia”.

“¿Pensó en algún momento que la podía utilizar para dar una sensación familiar?”, le ha preguntado Paco Torres. “Ahora puede ser, pero yo actúo de corazón”, ha dicho la joven, que ha admitido que no tiene contacto alguno con la acusada actualmente: “No me apetece escucharla”, ha zanjado Judith Redondo Quezada.

Fuente: El mundo

FUENTE: https://noticiassin.com

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: