Opinión

El dilema de los excompañeros de Leonel con su candidatura

“Del Presente al Futuro”

                                                                                                                                                                 

Ciertamente, entre los dirigentes de más altas jerarquías políticas dentro del Partido de la Liberación Dominicana -PLD- y el doctor Leonel Fernández, existe un dilema que ha provocado que se estén presentando argumentaciones con dos proposiciones contrarias disyuntivamente, por lo que, negada o concedida cualquiera de las dos, se deberá arrojar una conclusión definitiva por el Tribunal Constitucional, que hará jurisprudencia en el País.

Aquí es importante precisar, que aunque la Junta Central Electoral -JCE- no es un tribunal ni sus decisiones hacen jurisprudencia, pero como es una institución especial del Estado dominicano descentralizada y desconcentrada, que también representa uno de los poderes independientes, y por lo tanto, la Constitución la faculta para hacer sus propias interpretaciones y tomar sus decisiones, por supuesto, que apegada a la Ley Electoral con sus Regulaciones, las cuales siempre deben estar sujetas o por debajo de la Constitución.

De ahí que entendemos, que sobre el particular, cuando inscriban la candidatura de Leonel Fernández como ya lo han manifestado seis (6) partidos políticos del sistema, sobre la base del pronunciamiento de la JCE al respecto, el que se crea afectado o que le violaron sus derechos, que acuda a los estamentos legales de las Altas Cortes correspondientes, como pueden ser; el Tribunal Superior Electoral y el Tribunal Constitucional.

En este dilema tan frontal y cargado de tantos intereses entre las partes, se debe destacar, que en sentido general, el mismo aparentemente no ha permeado en las siquis de las bases moradas, lo cual no acabo de precisar; si es porque no es un secreto para nadie, que las mismas (las bases) son o eran mayoritariamente seguidoras de Leonel como su líder y el del partido, obviamente, todos esos liderazgos antes de abandonar la organización.

Debemos recordar, que el doctor Fernández cuando se dirigió a todo el país para anunciar su renuncia del PLD y decir las causas que lo obligaron a tomar esa dolorosa y convencida  decisión, el 20 de octubre de este año, le manifestó a las bases, que sobre ellas «solo tiene amor en su corazón y que podían contar con él donde quiera que él esté».

En este contexto, algunos de los miembros del Comité Político y en mucho menor cantidad los del Comité Central del PLD proporcionalmente hablando, han manifestado que la salida de Leonel no le ha hecho ningún daño a la organización, mientras que los más ponderados, los menos, han expuesto, que «él era un activo muy valioso para el partido».

Otros en esta misma tesitura han manifestado públicamente, que no se puede ocultar lo significativo de esta ruptura entre Leonel y el PLD, que eso sería una mezquindad.

Pero el dilema antes de llegar a un resultado final sobre si procede o no la inscripción de Leonel como candidato presidencial, ahora está tomando más sazón, se está poniendo más polémica, porque los que están minimizando la salida del expresidente del PLD, dijeron que van a interponer un recurso para que este no pueda ser inscrito como candidato presidencial por ninguna organización política.

Entonces cabe preguntarse, ¿cuándo a los políticos les ha interesado objetar al que no les hace ronchas?, en otros países podría ser, pero en el nuestro, partidos que no suman, partidos que los dejan a su libre albedrío, los sueltan en banda.

En definitiva, las últimas palabras sobre las aspiraciones presidenciales de Leonel Fernández, todo luce indicar, que van a estar en manos del organismo que además de blindar las leyes, las hace pétreas; el Tribunal Constitucional.

 

@josenunez00

 

 

FUENTE: http://loultimodigital.com

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: