Opinión

El trágico final de un imperio

El emperador se encuentra abrumado por los actos de corrupción en su imperio, sus altos niveles de popularidad son añoranzas del pasado, lo que calla ó dice genera disgusto en los ciudadanos; si algo esta de moda, es el rechazo a su desgastada figura.

Ante el fracaso de perpetuarse en el poder, con su intentona de cambiar de Cesar a Dictador; se apodera de él la paranoia. Lo asalta el desasosiego y la emprende contra quien le ayudo en su ascenso. Desconfía hasta de su sombra, a lo que no escapan sus familiares, amigos, ni colaboradores más cercanos. En una acción desesperada decide nombrar a un sucesor, pero últimamente ninguna de sus argucias le han favorecido; su elección ha sido nefasta.

Los “Grades Sabios de la Cúpula Palaciega” deliberan en secreto; a espaldas del Cesar. Le advirtieron con tiempo de su error, exigen sustituir al sucesor designado, debido su impopularidad e incompetencia.

Al Emperador le arropa el miedo, cualquiera es un posible enemigo. El mismo miedo que invade a sus íntimos colaboradores. El más lúgubre y siniestro personaje del imperio -el Ministro de Palacio- anda suelto. Tiene carta blanca. Ninguna cabeza esta segura sobre sus hombros. El imperio navega en un mar de intrigas y bajos instintos. Los emisarios del Cesar, inician las persecuciones; el Ministro  de la sombra disfruta al ver rodar cabezas.    

Sin embargo, extrañamente el eficaz método del terror no esta surtiendo los efectos deseados.

Atribulado, acorralado por los hechos, el Emperador reúne a su Corte, se levanta de su silla imperial y exclama: ¡Si es que alguno de ustedes no ha entendido todavía lo que esta en juego en mayo, Yo se lo voy a recordar!  

¡El poder y nuestra libertad. Carajo !

(Nota: Cualquier similitud con la situación que vive la Cúpula del PLD, es pura coincidencia).

ramonrevi@hotmail.com

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: