Opinión

Las elecciones deben suspenderse hasta mejorar la pandemia

Cuando la RD confirmó el primer caso de Coronavirus en un turista italiano el 1 de Marzo, ya en china había miles de muertos en Wuhan y el brote había pasado de goteo en goteo a decenas de países en el mundo.

El 4 de marzo se detectó el segundo caso en un ciudadano español. El 11 de Marzo, 4 días antes de las elecciones, la OMS había declarado el virus como pandemia. Pero después de las elecciones pasamos a tener mal contados unos 106 infectados y 3 muertes.

Fue una irresponsabilidad de la JCE, el gobierno y la oposición permitir que se realizaran las elecciones municipales sin ningún protocolo, sin la protección debida y sin estar preparado para enfrentar el virus.

Los virólogos o epidemiólogos de RD se prepararon de los conocimientos de realización de las pruebas para detectar el virus e influenzas en un seminario hecho en Méjico. Y no se ha dicho si tenemos el interferón para enfrentar la gravedad.

Dejemos la leguleyería sobre el estado de excepción declarado por el Congreso en RD, por la crisis sanitaria del coronavirus y ante la posibilidad real o incierta de realizar las próximas elecciones congresuales y presidenciales del 17 de mayo porque va a depender del estado de conmoción social, de la evolución de la pandemia, de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sobre todo, de que al gobierno le convenga o no a sus cálculos políticos.

Podemos criticar al gobierno porque no ha sabido manejar el protocolo de los negocios de comidas, farmacias y servicios que quedaron abiertos al público y donde se aglomera la gente exponiéndose al contagio y por la falta de asistencia de los trabajadores luego de aprobarse y publicarse el estado de excepción.

Es indignante el mal manejo del plan social que reparte alimentos como si se tratara de pordioseros y no de dominicanos que exige que le devuelvan sus impuestos en este momento crítico de sus vidas.

Pero además, que aún no se haya dispuesto el decreto que declara la moratoria de pago energía, servicio de agua, internet, teléfono, alquileres, y préstamos de miles de trabajadores que sobreviven de sus ingresos diarios.

Pero también criticar a Luis Abinader el candidato presidencial del PRM y favorito en las próximas elecciones, por su discurso de exigencias en plena crisis sanitaria, en vez de pensar como gobierno y poner a sus médicos, sus enfermeras y sus clínicas a disposición del gobierno para fortalecer el plan de asistencia social.

Así como también, entregar el dinero que le da el pueblo como ayuda electoral a las iglesias o a ellos mismos para repartir alimentos al pueblo.

Es reprochable ver al síndico del DN malgastando dinero al mandar una guagua anunciadora a las calles con un megafono llamando a los capitaleños a acogerse a las medidas de higiene, cuando debe actuar como un gobierno municipal que está mas cerca del pueblo para visitar los barrios y sectores para saber ¿Cuántas familias están vulnerables, cuantas no tienen jabón ni alcohol, cuántas no tienen recursos, cuantas no tienen alimentos? Y qué hacer al respeto.

LA JUNTA

También se puede censurar a la JCE por cruzarse de brazos y contar votos ante el inminente agravamiento de la pandemia, cuando debiera estar reunida en un pleno permanente analizando la declaratoria de emergencia y el toque de queda que obliga a los dominicanos a estar en su casa, sin trabajo, sin ingresos, sin libre tránsito, para decidir si se pueden o no realizar las elecciones presidenciales en Mayo 2020.

Según la OMS en Bolivia para el 21 de marzo había 19 infectados y de esos nadie ha muerto pero tampoco están libre de la infección. Sin embargo, la dictadura allí puso en cuarentena a toda la población y el Tribunal Supremo Electoral luego de cesar en sus actividades, y suspender las elecciones presidenciales del 3 de marzo por la cuarentena, dejó sin fecha fija el proceso, hasta que mejore la evolución de la pandemia.

La realidad es que estamos ante una pandemia que ha matado a tres ciudadanos en RD y que nadie sabe de los infectados o por infectarse cuánto morirán por el virus o por hambre. Si bien hay fechas y plazos legales y constituciones para las elecciones.

El derecho a la salud, debe estar por encima del derecho de elegir y ser elegido. Bajo esa lógica, creo que las próximas elecciones presidenciales y congresuales deben suspenderse hasta que hayamos controlados los efectos del virus.

juanmojica1556@gmail.com

JPM

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: