Opinión

Gonzalo: un político formado y visionario

Gonzalo Castillo, inequívocamente, es un hombre de acción, indiscutiblemente solidario y humilde, pero también muy bien formado políticamente en la mejor escuela del Continente y con una extraordinaria visión.

Este sureño de pura cepa -que podría convertirse en presidente de la República- ingresó y se formó en el Partido del profesor Juan Bosch: el de la Liberación Dominicana (PLD), a la edad de 18 años, lo que le ha permitido adquirir y desarrollar una conciencia política. Y no es para menos, Bosch, el más grande pensador social dominicano de la de la historia, ha definido al PLD como “un Partido único en América.”

A sus 59 años a cuestas, formado profesionalmente en el Instituto Politécnico Loyola y en Quebec, Canadá; Gonzalo es hoy por hoy uno de los políticos dominicanos con mayor visión y apego a la modernización y el desarrollo.

En efecto, desde joven, El Penco, al parecer ha tenido pendiente (a parte de las de Jesús, Bosch, Mahatma Gandhi y La Madre Teresa, palabras y enseñanzas similares a estas de Woodrow Wilson, que proclaman: “No estás aquí para ganarte la vida. Estas aquí para ayudar a que el mundo viva de manera más amplia, con una visión mayor… y te empobreces si olvidas esa dirección.”

Y es incuestionable su corazón solidario, cuya esencia, en parte, se explica en la obra “Clases Sociales en la República Dominicana,” de la autoría de Bosch y en la cual el maestro de la política explica con lujos de detalles el comportamiento y la manera de actuar de una persona.

La primera empresa formada por Gonzalo data del año 1983, dedicada a la venta de equipos de tecnologías, hace 37 años y justamente a 17 años antes del siglo XXI, considerado como el siglo del conocimiento, del cambio tecnológico constante, de la mente factura y de la globalización, lo que demuestra su atinada visión de futuro y amor por la modernización, el avance y el desarrollo.

La segunda ya tiene 28 años en el mercado. Se trata de Helidosa, Aero ambulancia, creada en el año 1992 y que -en adición a su visión y criterio de modernización- revela el espíritu de solidaridad y amor por el prójimo que profesa y demuestra el sobresaliente empresario y político de fuste, que se ha convertido en el principal enemigo de la pandemia del coronavirus en la República Dominicana y el gran aliado del pueblo.

Alejándose a leguas de esta verdad que pronuncia Helen Keller, en el sentido de que “La persona más patética del mundo es la que tiene vista y carece de visión,” Gonzalo corre y se abraza al postulado de Anthony de Mello, quien en su libro El canto del pájaro, señala que “la única forma de cambiar el mundo es cambiando uno mismo primero, y dando el ejemplo.”

Otras influencias en el comportamiento y la visión del candidato presidencial del PLD al parecer se desprenden de las obras de Gary Zukav (The Seat of the Soul) y Peter McWilliams (You can’ t afford the luxury of a negative thought), cuando se refieren a que “la verdadera evolución y esencia del hombre” radica en  “servir a sus pares,” “hacer servicios desinteresados,” “preocuparse por los demás…”, haciendo conciencia de que “el servicio es una fuente de salud, pero que, sobre todo, es una fuente inagotable de paz y felicidad.”

Con efecto, la creación y ejecución del novedoso Programa de Asistencia Vial puesto en marcha por Gonzalo desde el Ministerio de Obras Públicas; sus aportes a las Visitas Sorpresa del presidente Danilo Medina, al ambicioso Plan de Infraestructura Escolar, de autopistas y carreteras, lo revelan como un extraordinario servidor y visionario, al punto que el jefe de Estado sostuvo en una ocasión, a modo de broma, que, si existiera la clonación humana, le gustaría clonar 10 veces a Gonzalo Castillo.

thiagocomunicaciones@gmail.com

JPM

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: