Opinión

Abinader y su parodia-estrategia electoral

Ya lo he escrito: política y humor, en nuestro país, son casi sinónimo, pues, pocas veces, podemos distinguir entre un político y un comediante. Pero, sin duda alguna, quien está rompiendo récord, en la materia, es el candidato Luis Abinader que, de buenas a primera, se autoproclama cuasi presidente y ante la imposibilidad de unificar un solo bloque opositor -pues, su aliado congresual, que ni de ella habla, tiene una fijación-obsesión con un imaginario balotaje de segunda vuelta- se inventa una “Cumbre por la Unidad y la Restauración Nacional” buscando, ante su descenso electoral -o caída libre-, lo que, por otros medios, no logra: recuperarse de su pésimo manejo en el contexto de la pandemia.

Y da risa, la propuesta-parodia, porque todos sabemos que no la inspira ningún “... esfuerzo para proteger a la gente, salvar el orden constitucional y garantizar las libertades públicas y los derechos fundamentales de la sociedad”, sino el competir con el personaje Melesio Morrobel del extinto y respetado Freddy Beras Goico, y, de paso, distraer sobre los últimos yerros de campaña. ¡Caramba, no podemos llegar a tanto...!

Sin embargo, la susodicha parodia, además de tener como primer comediante -porque eso de creerse presidente sin serlo, lo es-, tiene, como coordinador general a Roberto Fulcar, y uno se pregunta: ¿quieren unificar y, al mismo tiempo, decretar? !Que muñeco-estrategia -más simplona y de tonto útil-: prácticamente, te suma y punto...!

No sabemos quién le está corriendo la campaña a Abinader, pero la verdad es que cada vez luce más floja e insípida. En otras palabras, luce huérfana de contenido y sintonía … (¿No será que el Penco lo trae de vuelta y media?).

Y termina, la parodia-propuesta, con esta perorata o cliché: “Lo que pretendemos a través de esta consulta nacional es posibilitar que el país se exprese y arrimemos hombros en procura de soluciones a la crisis en sus distintos ámbitos y enrumbarnos hacia la recuperación con institucionalidad”. ¡Válgame, Dios!

De seguro, que Guido, le pondrá “la tapa al pomo” -digo, a la propuesta-parodia-. Imaginación y bellaquería le sobra….

Bueno, cada uno escoge, a su gusto -y en esta campaña-, como quiere perder: si vestido de mona o de hazmerreir (Abinader, sin duda, escogió el de hazmerreir).

 

El autor es politico y ensayista

FUENTE: http://loultimodigital.com

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: