Opinión

Mi respuesta a las falacias de Juan TH

Prefacio

El pasado domingo 17 de mayo del año en curso, salió publicado en este diario ALMOMENTO.NET, un artículo del periodista Juan Taveras Hernández, mejor conocido como “Juan TH”, bajo el título de “Pregúntele a China” en alusión a la respuesta que le dio el presidente norteamericano Donald J. Trump a una periodista de origen asiático a raíz de una pregunta de ella en la conferencia habitual dada en los jardines de la Casa Blanca en la ciudad de Washington, D.C.

Como es ya habitual en los plumíferos del periodismo izquierdista, sus trabajos de opinión pública no vienen nunca con una sinceridad y un análisis objetivo de la noticia, sino más bien,  con criterios llenos de un sesgo ideológico, con cierto sarcasmos, profundamente despojados de la verdad y, obviamente, con un marcado interés en tratar  -porque no pueden-  de socavar la imagen de los Estados Unidos. De igual manera, tratan de socavar al  presidente Trump, el cual, por su postura incólume -muy diferente al  genuflexo de Barack Obama- y de su poca tolerancia frente a los abusos y desmanes de las exiguas dictaduras socialistas que aún sobreviven en el mundo, se ha ganado un odio profundo de estos manipuladores de la opinión pública..

De comunicadores como Juan TH, claramente identificado con el populismo socialista decadente y sin respuesta alguna a las crisis en que han llevado a las naciones que gobiernan, no se puede esperar opiniones sinceras y ajustadas a la verdad de los hechos porque en sus análisis de tipo social y político, no hay vestigios de honestidad, sinceridad y, en cambio,  sí una marcada manipulación  de carácter sofista en la  información para adecuarla a sus intereses ideológicos.

Por demás, sabemos que él fue un marcado personaje del gobierno del Ing. Agrón. Rafael Hipólito Mejía Domínguez, a quien se le puede calificar como el único Cantinflas dominicano que llegó al solio presidencia a diseminar desde allí,  unos de los gobiernos más corrupto e inepto que  ha  tenido  la República Dominicana en su vida republicana, siendo superado en los actos de corrupción por las administraciones del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Veamos pues, las mentiras, distorsiones y manipulaciones dadas en este artículo del periodista Juan TH en su labor incansable de socavar a las naciones, gobiernos y líderes que no están en las lides del populismo izquierdista.

Los gazapos periodísticos  de Juan TH

En el artículo de referencia escrito por Juan TH, él escribe que: “El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, insiste en culpar a la República Popular China de ser responsable de crear el coronavirus al que la Organización Mundial de la Salud calificó de “pandemia sin reunir las características”. Sostiene Juan TH más adelante que : “Pero con una letalidad  muy baja con relación a la población de 7 mil 500 millones en todo el mundo” (cierro la cita).

Al leer este planteamiento me pregunto: Y dónde fue que tuvo la génesis  la mutación del covi-19? No fue en Japón, ni en Francia ni en Italia, sino en la propia China Popular, en consecuencia, no está errado el presidente Donald Trump al llamarle “el virus chino”. Cuál es la ofensa en ello? Como siempre he manifestado, los izquierdistas siempre tienen una epidermis muy sensible cuando  les conviene o le echan en cara los errores cometidos en perjuicios de los demás.

Por demás, no es tanto su procedencia lo que ha indignado al presidente Trump  y al resto del mundo sino,  el ocultamiento de  China ante la gravedad de lo sucedido en el mercado de Wuhan, de haber maquillado los números de contagiados, fallecidos y de haber tardado tanto tiempo en notificar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de lo sucedido, no estando esta última institución carente de responsabilidad también, por haberse coludido con el gobierno chino en callar la magnitud de la tragedia en salubridad que se había incubado  en su territorio. Sobre este tema ya expuse ni opinión en mi artículo titulado: “El cinismo socialista de Tedros Adhanon” publicado en este diario ALMOMENTO.NET d/f 2 de mayo 2010. (1)

Como bien sabemos los que observamos los pasos de estos regímenes totalitarios izquierdistas, lo que dicen nunca se les puede dar credibilidad, pues para ellos mentir, maquillar y ocultar la realidad de los hechos cuando los mismos les perjudican, es algo común e inherente a su metodología política ya que, por  encima de todo y del bienestar colectivo está la imagen del Estado que ellos representan y en consecuencia, tienen que dar visos de fortaleza, de capacidad de soluciones ante los ojos de los demás y de que todo está bajo control.  !Esa es la proyección que se quiere dar!

Siguiendo con lo planteado por Juan TH, me pregunto: Quién le ha dicho que para se calificado un problema sanitario como pandemia, tienen que haber fallecido millones de seres humanos?  Me parece que al periodista y abogado hay que explicarle lo que es una pandemia de acuerdo al criterio de la propia Organización Mundial de la salud (OMS) que dice: “Se llama pandemia a la propagación mundial de una nueva enfermedad” . Al decir de Juan TH, para él entender que realmente es una pandemia, tienen que morir millones de personas y, si son de los Estados Unidos y de países no socialistas, es mucho mejor. Como buen izquierdista que es, su insensibilidad humana es indigna, impropia y aberrante.

Más adelante en su irreverente artículo,  Juan TH haciendo referencia a la gripe española (1918) a la cual él erróneamente llama “fiebre española” dice que “nació en Texas, Estados Unidos -no en España-“. Eso es algo que no es cierto ya que,  el paciente 0 de la gripe española fue localizado por vez primera en el Condado de Haskell en abril 1918 en el Estado de Kansas y no en Texas. Si bien es cierto que nadie le pidió a Estados Unidos indemnización por ese hecho, es muy diferente a lo sucedido en Wuhan en China, ya que esta nación sí ocultó aviesamente el brote y la magnitud del mismo y una  coludida con el izquierdista Tedros Adhanon Director de la OMS. Esa es la gran diferencia que Juan TH trata de minimizar una diferencia y un silencio que ha ocasionado la muerte  a  miles de  seres inocentes en el mundo ajenos a devenir político.

Sería muy interesante que Juan TH nos explicara, en qué parte del Medio Oriente  los Estados Unidos han utilizado armas bacteriológica ? Hasta donde tengo entendido, la Organización de las Naciones Unidas en un informe negó tales hechos, algo que no ha sido igual con las armas utilizadas por el dictador de Siria Bashar al Asad  en contra de su propio pueblo y apoyado por la Rusia de Putin  al usar el gas sarín en 106 ataques químicos en ese país. (3)

Si los Estados Unidos lanzaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, no fue por meros caprichos, sino en respuesta a un ataque alevoso, injusto y sorpresivo, a sabiendas Japón de que la Unión Americana estaba al margen de la 2da. Guerra Mundial. Allí murieron nos 2 mil 403 estadounidenses, fueron heridos mil 178 militares, destruyeron 188 aeronaves y 16 naves marítimas. Qué pensaba Juan TH que debía ser la reacción de una nación que estaba emergiendo como una potencia militar, económica e industrial de primer orden en el mundo? Devolverle la agresión lanzando al Japón  flores y bombones de chocolates?

Bajo esas premisas, fueron las palabras de presagios del almirante japonés Isoruro Yamamoto cuando dijo: “Hemos despertado sin darnos cuenta a un gigante dormido” Yamamoto no se equivocó y supo a pesar de haber sido uno de los artífices del ataque a Peral Harbor, que habían cometido un error y una osadía, algo que siempre se paga caro y así lo pagó Japón. Los Estados unidos fueron los agredidos no lo agresores, que es lo que pretende hacernos ver Juan TH al mejor estilo del apátrida Noam Chomsky.

Como dato curioso saco a conclusión, a partir de los escrito por Juan TH, que a él le ha dolido más las muertes de 246 mil personas en Hiroshima y Nagasaki por las bombas atómicas hace 75 años, que los 319 mil 651 fallecidos hasta el día de hoy ocasionados por el virus chino de Wuhan. Pero en verdad no son los 246 mil japoneses que les duelen a Juan TH, sino la motivación política de quién  lo hizo, porque por los 319 mil 651 ocasionado por los chinos con su covi.19 él lo minimizó al considerar que esa cantidad de muertos no eran “suficiente para ser considerado una pandemia”. Como dice el viejo dicho: “Cosas del tiempo son y no de España”.

Ese acto en defensa propia de los Estados contra Japón, marcó el inicio del fin de la 2da. Guerra Mundial en la cual no estaba involucrado y con ello, puso fin al temor de la hegemonía mundial que pretendían la Alemania Nazis de Adolfo Hitler Pölz y el Japón del Gral. Hideki Töjö Chitose ambos con fuertes rasgos de supremacía racial. Es muy probable que si los Estados Unidos no hubiese lanzado las bombas atómicas y el Eje -Roma-Berlín-Tokio- hubiese ganado la guerra,  el periodista Juan TH no existiera ni pudiera escribir tantas falacias debido al color de su piel, algo que irritaba tanto a Hitler como al Gral. Hideki Töjö.

Epílogo 

He dejado para esta última parte de mi opinión, un párrafo muy significativo escrito por Juan TH en su citado artículo, el cual me parece la exaltación máxima a la desfachatez política, al cinismo descarado de su autor y  a su irreverencia con la historia reciente. En dicho párrafo Juan TH dice lo siguiente (cito) : “El gobierno chino en incapaz de crear un virus que afecte a su propia población, ni la de otros países, por un sentido ético y moral de la política. La economía china, como las demás economías del mundo, sufrirá mucho, frenando su propio desarrollo y el bienestar de su gente. El socialismo es humanidad, es solidaridad”. (cierro la cita).

Al parecer a Juan TH se le “olvidó” que Mao Tse Tung, padre y fundador de la República Popular China, no tuvo que valerse de ningún virus ni pedirle permiso a nadie para asesinar a 78 millones de sus congéneres y convertirse tristemente en el mayor genocida que ha conocido la historia. en consecuencia, yo le pregunto a Juan TH acaso eso no es un precedente en la política de China?

Los sucesores de Mao comenzando por  Zhou Enlai, pasando por Hua Guofeng hasta llegar al presidente actual Xi Jinping, les han guardado reverencia al cadáver momificado de  Mao Tse Tung el cual tienen en exhibición en un mausoleo en el centro de la Plaza de Tiananmén en lo que fuera La Ciudad Imperial de Pekín, como si el haber aniquilado a 78 millones de compatriotas merece el tributo perenne de todo un pueblo. A eso es que Juan TH les llama “humanismo y solidaridad socialista?

Lo único que el socialismo izquierdista le ha traído  a la humanidad desde el 1917, ha sido la muerte de más de 120 millones de personas en todo el mundo; la implantación de dictaduras sanguinarias y crueles como la de Joseph Stalin en la extinta Unión Sovietica,  el genocidio de Pol Pot en Cambodia; la dictadura cruel y represiva de Nicolas Ceausescu quien se hacía llamar “El Danubio Azul del Socialismo” el mismo que mató a 4 mil personas en Timisoara en Rumanía y qué decir de la tiranía castrista que durante seis décadas ha convertido a Cuba en una prisión .

Si a estos regímenes de terror y crímenes; en donde no hay  libertades de tránsito, políticas, partidarias, de prensa libre y en donde solo un partido o una familia gobierna a sus antojos por años sin saber el sentir de un pueblo mediante un proceso electoral  Juan TH dice que son  “humanista y solidarios” y tienen “ética y moral política”, creo que tendré que revisarme y leer de nuevo la historia política y aprender lo que es  ética y  moral en el ejercicio de la misma

JPM-sp

“Pregúntele a China”

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: