Opinión

La presa de Pinalito: problema mayúsculo

Para mucha gente que sigue con atención los temas ecológicos y medio ambientales del país, ha resultado conveniente y oportuna la visita a Constanza del director de Egehit para percatarse de la situación de la presa de Pinalito.

Puede que la visita haya sido simplemente protocolar –es decir, de simple conocimiento de uno de los asuntos en carpeta de esa institución- pero la esperanza general es que sirva para impulsar en el futuro más próximo un plan de rescate de ese proyecto hidroeléctrico.

La presa de Pinalito consiste en un dique construido sobre el río Tireo con una capacidad útil de embalse de 1.5 millones de metros cúbicos, con el propósito de producir energía eléctrica en una generadora ubicada en jurisdicción de Bonao. El embalse está ubicado a 8 kilómetros al Oeste del municipio Tireo, próximo a Constanza.

Pinalito, como hidroeléctrica, constituye una buena alternativa para que el país aumente su capacidad energética y dependa menos de las plantas que utilizan combustibles fósiles.

Se ha estimado que la generación eléctrica de Pinalito le puede permitir a República Dominicana un ahorro de 315 mil barriles de petróleo al año, lo que representa más de 46 millones de dólares anuales.

EL PROBLEMA 

La Presa de Pinalito tiene dos años fuera de servicio por la erosión y la muerte paulatina del río Tireo que la alimenta.  Este río, se ha visto y comprobado, está prácticamente en estado de coma, por lo que todo cuando pueda hacerse debe ser bien estudiado y planificado, para determinar si vale la pena.

El río Tireo nace en la Loma Cruz de Cuaba y toda su cuenca alta se encuentra totalmente desnuda, sin la alfombra verde que debe tener.

A nadie sorprende los altos niveles de erosión que mantiene el lecho de la Presa de Pinalito (lleno de lodo), pues en Constanza y en los tres Tireo (Arriba, Al Medio y Abajo), todo el mundo sabe que el problema reside en la deforestación rampante que se aprecia en las mismas nacientes de este río.

Se trata, pues, de un proyecto mayúsculo que envuelve   soluciones de reforestación en toda la zona y que, por tanto, requiere de un macro plan urgente de diversas instituciones oficiales y con gran inversión económica.

Las denuncias de deforestación en distintas oportunidades no han merecido la debida respuesta gubernamental y la depredación (eliminación de los pinares para la siembra y cultivo de hortalizas) se mantiene y agudiza, sobre todo con el secuestro de las aguas en las mismas nacientes, en franca violación de la Ley, sin que ninguna autoridad actúe.

Es reconfortante que el nuevo director de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (Egehit), Rafael Salazar, haya visitado la zona y esté dando pasos positivos que podrían conducir a enfrentar la situación en la forma global que se necesita.

Pero se trata de un caso de envergadura del que no puede esperarse soluciones de la noche a la mañana.

josepimentelmunoz@gmail.com  

FUENTE: https://almomento.net

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: