Opinión

¡Increíble! Suecia se ha quedado sin basura.

Todos nosotros -los seres humanos- vivimos en una nave viajera que lleva por nombre planeta tierra, que además es nuestro hogar, y mal haríamos destruyéndola. Cuando la tierra se ve amenazada con cualquier alteración, ella lo refleja en algún tipo de alteración en el cambioclimático.

Y, como una gran ironía, la única real amenaza existente para el planeta somos nosotros: «la raza humana» y losdesechos sólidos que producimos, que cada día son mucho más y amenazan el espacio limitado del planeta.Resulta preocupante ver personas arrojando basura a las calles de manera indolente, no saben que la calle es una extensión de su propia casa.

Realmente la basura es un gran dilema, con el que corremos el riesgo de que un día se nos acabe el lugar en donde arrojarla y ¿qué haremos entonces con ella? sino accionamos inteligentemente,el planeta entero se convertirá en un verdadero vertedero.

Esos desechos que nosotros «los humanos» producimos,viven un proceso de descomposición: se alteran, se pudren y luego causan mal olor, que se esparce en el ambiente contaminándolo todo, y no solo eso, llevangérmenes que causan enfermedades, aparte que crean los vectores e insectos, mosquitos y moscas que trasmiten la chicungulla y el dengue. Además, esos desechos alimentan a los roedores,que son los propagadores de lasenfermedadesque transmiten a los humanos, parásitos gastrointestinales que suelen causar la fiebre amarilla.

Pero, el problema con los desechos sólidos no concluye hay, otro grave crimen que se comete-muchas veces por ignorancia- lo es la quema de la basura a cielo abierto, esta actividad es nociva para el planeta y para los seres humanos,¡por ignorancia! muchos no saben que, al quemar basura, el humo que se esparcecontiene micropartículas diminutas muy toxicas, que al ser aspiradas causan serias enfermedades respiratorias en los pulmones, y puede desencadenar en un cáncer.

Encima de todo lo expuesto, se ha agregado otro problema, lo fue la entrada a la escena del plástico. Un material que no se degrada, y que cada día, su utilización es mayor por las industrias. Las naciones financieramente productivas producen más basura por su gran capacidad.

Los humanos conscientes, buscando soluciones ante este real y evidente problema han desarrollado y puesto en ejecución una solución llamada: reciclaje, que es una hipótesis y un dilema. Visto a grandes rasgos, el reciclaje ha sido solamente un paliativo: no la solución final del problema que es la inmensa cantidad de basura que producimos.

Para salvar el planeta de tanta basura, es vital una gestión científica de la reducción de los residuos sólidos, porque la creación de la basura avanza, pero lo recursos naturales no, todo lo contrario, estos se van agotando. La basura en un lugar equivocado es un grave problema. Entonces, debemos convertirla basura en un medio de ingreso; esa debe ser la meta, con ella producir biogás y el estiércol orgánico.

Las plantas WTE Araucanía, son conocidas como: de basura a energía. Mediante un sistema jerárquico en la gestión de residuos, la empresa chilena WTE Araucanía procesa los residuos, los recicla y genera energía sustentable, con su innovador proceso de Helecho fluidificado burbujeante y la utilización de arena incandescente.

En Suecia por ley se han creado estaciones de reciclaje en cada zona residencial y hoy en día generan tres megavatios de energía apartir de una tonelada de desechos. En 2013 importaron 8,031,400 toneladas de basura de otros países europeos, para ayudarlos a lidiar con el problema.

En resumen, cuando convertimos la basura en un medio de ingreso, surgen oportunidades de empleo y ayudamos al gobierno.No podemos seguirle dando la espalda a este grave problema. No es un problema solamente mío, o suyo; o de aquel, ¡no digas que no es tu problema!¡si lo es! o ¿acaso no consumes?

FUENTE: http://loultimodigital.com

Administrador

admin@enews360.com

Somos un portal de noticias en línea o periodico en linea con fuente de contenidos técnicos y digitales para nuestra audiencia en Republica Dominicana y el mundo.

Sígueme: